menú del día
Home / / Acusadas de extorsión a Oribe Peralta, obtienen amparo pero… siguen en prisión
Acusadas de extorsión a Oribe Peralta, obtienen amparo pero… siguen en prisión
Por:  / 5 septiembre, 2015
Comparte

myaconventas

A pesar de que obtuvieron un amparo, las hermanas Natividad y Mercedes Torres Ricarte, acusadas de extorsión por el futbolista Oribe Peralta, aún permanecen en el penal de Santa Martha Acatitla, el cual podrían dejar aproximadamente en dos semanas.

En entrevista con Apro, Mercedes confirmó vía telefónica desde este centro de reclusión que están a la espera de que se cumplan los trámites administrativos en el Juzgado 69, donde está radicado su caso, y se ejecute la sentencia de un juez de amparo que le quitó el agravante al delito de extorsión, lo que les permitirá llevar el proceso en libertad.

“En muchos medios han dicho que mi hermana y yo ya estamos libres y no es cierto, ya cumplimos un año (el 27 de agosto) aquí adentro. El abogado del señor Oribe Peralta (Alejandro Jaimes) también ha declarado en los medios que somos culpables y que vamos a salir con antecedentes penales, y yo pregunto: ¿Por qué tiene esa certeza? ¿Por qué lo asegura? ¿Qué ya compró a las autoridades con el dinero de Oribe o cómo está tan seguro de sus palabras?”.

El 19 agosto de 2014, las Torres Ricarte fueron aprehendidas en un operativo policiaco que la Fiscalía Antisecuestros (FAS) montó en menos de una hora, sin investigación de por medio, con el simple dicho de Esther Schueke Daniel, amiga de Peralta, quien informó por teléfono a los agentes que el jugador estaba siendo víctima de extorsión y que se presentaran en el restaurante Los Arcos de Insurgentes Sur, donde ella ya iba en camino para entregar los 250 mil pesos presuntamente pactados a cambio de que las hermanas no hicieran públicas unas fotografías –que no obran en el expediente del caso– de índole sexual con las que pretendían causarle daño al futbolista.

El juez 69 penal Carlos Camacho Ortiz dictó a ambas la formal prisión el 27 de agosto pasado por el delito de extorsión agravada.

Luego la defensa de las imputadas presentó una demanda de amparo para quitar la calificativa de grave al delito de extorsión, en virtud de que en su declaración Oribe Peralta indicó que conoció a Natividad Arlem (alias Harlem Márquez) en una fiesta y que, como le simpatizó, intercambiaron números telefónicos y se mantuvieron en contacto, razón por la que, según los abogados, no pudo haberle causado zozobra haber hablado con ella vía telefónica –cuando supuestamente se cometió la extorsión–, amén de que fue el futbolista del América quien llamó al teléfono de la acusada y no al revés.

En enero pasado, un juez amparó a las hermanas y no sólo quitó el agravante, sino que concedió que no sean tomadas en cuenta las pruebas de voz y el reconocimiento que Oribe Peralta realizó en la cámara de Gesell el mismo día en que las Torres Ricarte fueron detenidas, en virtud de que fueron sometidas con violencia y sin la presencia de su abogado.

Además, ni el reconocimiento de voz se hizo comparándolo con el de otras personas que se les pareciera, y tampoco otras personas que se parecieran a Natividad Arlem estuvieron presentes para cumplir con el procedimiento correcto de identificación.

Tanto el abogado de Peralta, Alejandro Jaimes, como el MP interpusieron un recurso de revisión ante un Tribunal Colegiado en un intento por desechar la resolución del juez de amparo.

El pasado 13 de agosto el Tribunal Colegiado ratificó la sentencia del juez de amparo y pidió a la sala penal del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal y al juez 69 que cumplan con la resolución dictada en enero de este año.

En la sentencia, el juez de amparo, además de quitar el agravante, solicitó que se dicte un nuevo auto de término constitucional sin tomar en cuenta las pruebas de reconocimiento de voz ni la identificación en la cámara de Gesell, es decir, que el juez analice otra vez la probable responsabilidad y dicte un auto de formal prisión, o bien de libertad, sin considerar estos elementos ni cualquier otro que de ellos se derive.

“El juez de amparo pidió que cumplan y, cuando les llegó el asunto, pidieron una prórroga de tres días para poder emitir una nueva resolución. Si está bien cumplida la resolución, como se trata de un delito no grave, el juez 69 se tendrá que declarar incompetente y mandará el caso a un juzgado de delitos no graves. Ahí solicitaremos la libertad bajo caución de las hermanas Torres Ricarte. Ellas saldrán hasta que se dé por cumplida la sentencia de amparo, lo cual podría ocurrir en ocho días hábiles más o menos”, informó el abogado Alejandro Cruz Cisneros.

Mercedes Torres Ricarte manifestó alivio ante la posibilidad de que no sea el juez 69 quien lleve su caso, toda vez que, según su dicho, desde que les dictó auto de formal prisión, cada vez que las mandó llamar a la rejilla de prácticas para alguna notificación les pidió que se declararan culpables y, a cambio, les daría una sentencia reducida para que salieran rápido de la cárcel.

“El viernes 28 no había ninguna notificación y nos llamó para decirnos que nos desistamos de defendernos, que nos declaremos culpables que porque nos van a volver a poner la agravante y no nos vamos a ir de aquí. La primera vez que nos lo dijo fue cuando cumplimos dos meses: ‘Chicas, para qué sufrir, si es tan sencillo. Declárense culpables, yo les echo la mano, les doy una sentencia baja y después se van con una manchita en su expediente”, denunció la mujer.

myaconventas

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.