menú del día
Home / / Los 43 no fueron víctimas de desaparición forzada; están muertos y el gobierno no los ocultó: jueces federales
Los 43 no fueron víctimas de desaparición forzada; están muertos y el gobierno no los ocultó: jueces federales
Por:  / 14 mayo, 2016
Comparte

AQjpg

El Juzgado Primero de Distrito en Procesos Penales Federales y después por la del Segundo Tribunal Unitario de Tamaulipas,  rechazó que los 43 normalistas de Ayotzinapa hayan sido víctimas de desaparición forzada “porque los indicios apuntan a que están muertos y no a que fueron ocultados por el Gobierno”, ha dado a conocer esta mañana Reforma.

Según la justicia federal, la SEIDO no acreditó el ocultamiento de las víctimas, “uno de los tres requisitos básicos para configurar la desaparición forzada” y dado que las tres condiciones son indivisibles y a falta de una de ellas no se acredita el delito, el fallo es inapelable. Así, los jueces no analizaron los otros requisito; “al no acreditarse el primero de los elementos, es innecesario realizar el estudio relativo a la demostración de los demás elementos que conforman el cuerpo del delito; y, por ende, la probable intervención de aquellos (acusados)”.

“La naturaleza jurídica (del delito de desaparición forzada) es distinta a la de otras figuras delictivas atentatorias contra la libertad personal, pues penaliza las acciones represivas de índole gubernamental en contra de la sociedad civil, que se traducen no sólo en la privación de la libertad de uno o varios individuos, sino predominantemente en su ocultamiento bajo detención” y agrega que “las constancias procesales apuntan en forma coincidente a que las víctimas no fueron mantenidas en el ocultamiento; muy al contrario, fueron detenidas, privadas de la libertad y trasladadas al lugar donde fueron ejecutadas sumariamente”.

Otro “argumento” del tribunal fue que dado que  la desaparición forzada, tiene una cualidad represiva, en este caso “eso tampoco ocurrió” pues “es lógico que una corta o breve privación de su libertad no lograría la finalidad represiva que pretende evitarse a través de su inclusión en el catálogo penal”, se lee.

Dado que las “el  ocultamiento no se mantuvo en absoluto, pues el sumario apunta a considerar que las víctimas probablemente fueron ejecutadas en brevísimo tiempo posterior a su detención” se imposibilita girar las capturas por desaparición forzada en contra de 56 acusados, entre ellos el ex Alcalde de Iguala José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, así como policías municipales de Iguala y Cocula, y presuntos integrantes de la banda Guerreros Unidos.

 

Con información de Reforma.

AQjpg

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.