menú del día
Home / , / Robo o desvío de recursos; Moreno Valle tendrá que aclarar irregularidades por 222 mdp
Robo o desvío de recursos; Moreno Valle tendrá que aclarar irregularidades por 222 mdp
Por:  / 20 febrero, 2016
Comparte

El gobernador Rafal Moreno Valle deberá de aclarar irregularidades financieras por más de 222 millones de pesos ya que la Auditoria Superior de la Federación solicitó aclarar las inconsistencias presentadas en 2014 con relación a las obras del Auditorio Metropolitano, el Tren ligero, el Museo Internacional Barroco, el Estadio Cuauhtémoc y el D9.

La mayor cantidad de observaciones se las llevó el Auditorio Metropolitano, con un monto de 22 millones 300 mil pesos, por una cisterna que no fue construida y la falta de equipamiento para las personas con discapacidad.

En el caso del Tren Ligero Puebla-Cholula la ASF detectó una serie de anomalías ya que los vagones se compraron con un sobre costo de 42 millones de pesos, las unidades fueron recicladas de un proyecto fallido en España y que la compra se hizo por asignación directa sin tomar en cuenta otros proveedores más baratos.

En el reporte dado a conocer esta semana por la ASF fue revelado por fin el costo del proyecto por 196 millones 145 mil 780 pesos, inversión hecha con recursos federales del Fondo Metropolitano y que durante más de un año la administración estatal y el propio gobernador Rafael Moreno Valle habían mantenido en total opacidad.

De acuerdo con las Auditoría, las irregularidades  detectadas fueron que los trenes ligeros fueron adquiridos con sobreprecio de 42 millones 61 mil 400 pesos y que no justificaron la adjudicación directa, por lo que ordenó iniciar un proceso de responsabilidad administrativa contra quien resulte responsable de la falta y aclarar el sobrecosto pagado o reintegrar el recurso a la federación.

Para el estadio Cuauhtémoc, cuya remodelación costó 730 millones de pesos, las observaciones fueron por 2 millones 884 mil pesos por el pago de rubros no aclarados.

En el caso del Museo Internacional Barroco, la ASF exigió al gobierno morenovallista que explique por qué la obra de construyó bajo el esquema de los Proyectos para la Prestación de Servicios y no como una obra tradicional.

En cuanto al distribuidor vial D9, la Auditoría señala irregularidades por un casi 2 millones de pesos por “volúmenes de concreto no colocado”.

La observación sobre el Segundo Piso de la autopista México-Puebla fue mínima pues solo se pidió atender lo realizar posible el estudio de impacto ambiental de la obra.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.