menú del día
Home / /  “Chema” Sosa Álvarez, presunto homicida de Paulina Camargo podría salir libre
 “Chema” Sosa Álvarez, presunto homicida de Paulina Camargo podría salir libre
Por:  / 2 febrero, 2016
Comparte

Ante la falta de pruebas en su contra, José María “Chema” Sosa Álvarez, presunto homicida de Paulina Camargo Limón, joven de 19 años de edad quien cursaba 18 semanas de embarazo al momento de su desaparición el pasado 25 de agosto de 2015, podría salir libre en los próximos meses, señalaron el padre y el abogado del joven.

Durante una rueda de prensa, el padre de “Chema”, Luis Alberto Sosa Vázquez, declaró que su hijo es inocente del crimen que se le imputa e incluso acusó a la Fiscalía general del Estado (FGE) de no haber realizado un investigación seria, a fondo, pues sustentó su trabajo sólo con la suposición de su hijo participó en el probable asesinato de Paulina Camargo, muestra de ello es que a cinco meses de la acusación la dependencia de justicia no ha demostrado que la víctima esté muerta, ni tampoco han localizado el cadáver.

Gerardo García Pérez, defensa de Sosa Álvarez, dijo ante los medios de comunicación, que la investigación la han sustentado en declaraciones y supuestos, por lo que consideró que su defendido podría salir del Centro de Reinserción Social (CERESO) de San Miguel en los próximos meses. Al mismo tiempo, por lo que este martes presentó las supuestas irregularidades de la FGE durante la investigación, mismas que utilizó para incriminarlo en el supuesto asesinato de la joven embarazada.

El abogado destacó que la única prueba que tiene la FGE para sostener las acusaciones en contra de José María, es la declaración del joven, en eso se basó el juez para dictar el auto de formal prisión, declaración obtenida mediante violencia, tienen un dictamen en medicina legal, emitido por dos médicos forenses, en el que se señala que. “‘Existe un alto grado de probabilidad de que Paulina Camargo esté muerta por lo que declara José María, el único sustento que tiene para emitir un dictamen científico es una simple declaración”.

En el dictamen se menciona que el cuerpo de Paulina Camargo se desintegró por la fauna y los ácidos existentes en el relleno sanitario de Chiltepeque, otra versión fue que el cadáver se trituró por el paso de maquinaria pesada. Por último, el fiscal Víctor Antonio Carrancá Bourget afirmó ante los medios de comunicación que el cuerpo fue retirado del contenedor por otra u otras personas.

Otra inconsistencia, reveló García Pérez, es que en la reconstrucción de los hechos realizada por la dependencia de justicia fue errónea se practicó con una mujer que no correspondía al peso y talla de Paulina, el tipo de bolsas que supuestamente fueron usadas para su traslado no habrían soportado el cuerpo de la joven hasta la esquina de la calle Blas Chumacero y 57 Oriente, donde supuestamente fue ubicado el cadáver dentro de un contenedor de basura.

El abogado resaltó que un dictamen médico realizado sin cuerpo del delito es la única prueba que mantiene a José María Sosa recluido en el CERESO. Existen dos amparos y uno más en revisión que será contundentes para probar que José María no mató a la joven.

Por todas las inconsistencias presentadas en el expediente, la Jueza Tercero de Distrito en Materia Penal probablemente falle a favor del joven, en el juicio de amparo 1184/2015 promovido contra el auto de formal prisión por “homicidio, aborto y robo”.

 

Inicio de la investigación

 

Cabe recordar que el martes 25 de agosto de 2015, Paulina Camargo Limón, de 19 años de edad, quien cursaba con 18 semanas de embarazo, fue reportada como desaparecida por sus padres, luego de que acudirá a una consulta ginecológica en un consultorio de la colonia San Manuel

Al iniciarse las pesquisas, se presentó como principal sospechoso a José María “Chema” Sosa Álvarez, originario de San Andrés Tuxtla, Veracruz, quien estudia Ingeniería Mecatrónica en la Universidad del Valle de México, campus Puebla y pareja sentimental de la víctima, la madrugada del miércoles 26 de agosto declaró que al salir del consultorio convenció a Paulina para que fueran a su departamento, lugar donde trató de convencerla para que abortada, pues en sus planes no estaba el de hacerse cargo de una paternidad.

Ya en el departamento localizado en el edificio C-2 del andador Jesús María del Infonavit de La Margarita, tras discutir (según lo revelado en diversas notas periodísticas), “Chema” golpeó a la joven y terminó por estrangularla hasta privarla de la vida para luego envolver el cadáver en bolsas de plástico para basura y procedió a deshacerse del cuerpo arrojándolo al interior de un contenedor de basura ubicado en la esquina de la calle 57 Poniente y la 32 Sur.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.