menú del día
Home / , / El MIB es aberrante y perjudicial para Puebla: Expertos
El MIB es aberrante y perjudicial para Puebla: Expertos
Por:  / 1 febrero, 2016
Comparte

Aberrante, contradictorio y perjudicial, así como un acto lamentable en lo social, lo político y cultural, y una amenaza clara al patrimonio artístico, son algunos de los aspectos con los cuales, los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Jaime Cuadriello Aguilar e Iván Escamilla González definen al Museo Internacional Barroco (MIB).

Los académicos, son dos de las voces más reconocidas en el país en materia de arte e investigación, establecen algunas críticas al recinto que será inaugurado no este 2 de febrero, como había anunciado su impulsor, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas en su pasado informe gubernamental, sino el próximo jueves 4 al mediodía con el respaldo del secretario de Cultura federal, Rafael Tovar y de Teresa.

El Museo Internacional Barroco es un atentado al patrimonio artístico con repercusiones en el tejido social, además, señalaron lo inoportuno del recinto en el contexto actual, ya sea por su desfase o por ser un reflejo de un capricho sexenal.

Asimismo, los especialistas cuestionan el “saqueo oficial” de museos como el José Luis Bello y González y la Casa de Alfeñique, que son en sí mismos valiosos, pues están “anclados” en el contexto cultural de la ciudad de Puebla, y ahora en un evidente riesgo.

El MIB: un halago pasajero

Jaime Cuadriello, miembro del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, afirmó que el MIB es aberrante, contradictorio y perjudicial por una razón: por la “falta de una política consistente de coleccionismo de estado en México, y la especulación cada vez más voraz sobre la obra de arte colonial y su lamentable salida al extranjero”.

El MIB, añade el doctorado en Historia del arte por la Universidad Iberoamericana, es “aberrante”, no solo en su propuesta de discurso, sino también por sus repercusiones en la esfera social.

El historiador del arte consideró que el MIB es un proyecto desfasado de una política de exhibición internacional ya que, comparó, no atiende al reciente fracaso de los recintos similares abiertos o interrumpidos en los años de auge económico en España, mismos que ahora languidecen por efecto de una crisis siempre recurrente.

El también profesor de la UIA, la UNAM y la Universidad Veracruzana de Xalapa cuestionó la forma en que el gobierno estatal echó a andar el proyecto, sin justificarlo con estudios de público y sin bases para ser autosustentable. Lo anterior, expuso, hubiera demostrado que sus impulsores querían en verdad un museo “internacional y no una escenografía con perspectiva pueblerina”.

El MIB, un escaparate de la vanidad

En entrevista para La Jornada de Oriente, Iván Escamilla, investigador titular del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, la apertura del MIB debe considerarse “un hecho lamentable en el panorama político, social y cultural del país”. Ello, afirmó, no solo por su estratosférico costo –de más de 7 mil millones de pesos– y por la manera opaca y discrecional con que se realizó el proyecto, sino porque se trata de una verdadera amenaza al patrimonio histórico y artístico poblano.

“La ignorancia de los promotores del MIB acerca de lo que constituye y da sentido a ese patrimonio se hace evidente en su propósito de crear junto a la ciudad de Puebla un espacio supuestamente dedicado al barroco cuando el Centro Histórico ya es un museo vivo no solo de la arquitectura y otros valores artísticos del barroco, sino también del arte de otras épocas (renacentista, neoclásico, eclecticista o decó)”.

Lo peor de todo, agregó Escamilla, es que la idea de un “supermuseo” como escaparate de la vanidad de un gobernador ni siquiera es original en Puebla. Ello porque en 1999 el entonces gobernador de Puebla Manuel Bartlett Díaz “también quiso pasar a la historia” creando el Museo Poblano de Arte Virreinal (Mupavi), cuyo único resultado duradero fue la restauración del hermoso edificio del antiguo Hospital de San Pedro como su sede.

El historiador del arte comparó que “como producto al fin de un capricho autoritario”, el Mupavi fue víctima de quienes sucesivamente ocuparon la gubernatura del Estado y no tuvieron interés en un proyecto que no sirviera a su propio lucimiento y a sus ambiciones.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.